miércoles, 29 de marzo de 2017

PALITOS DE MAIZ Y SEMILLAS DE CHIA, sin gluten, sin lactosa y si quieres sin huevo


Necesitaba un pan para picar, pero que fuera algo rápido, las regañas están muy buenas pero son más entretenidas.

Esta receta es mi versión de una la receta de Clea,  del Libro Todo sin Gluten

La sorpresa ha sido al hacer una variación para adaptarla a sin huevo…en mi casa les iba a gustar todavía más que la que lleva huevo.

Estos palitos están muy ricos, fáciles y muy nutritivos… para picar, para llevar en el bolso por si les entra hambre a mis chicos, para humus,  guacamole o crema de zanahorias asadas.




INGREDIENTES:

Para unos 10 a 12 palitos.

Yo hice dos tandas una con la receta con huevo y otra sustituyendo el huevo por aguacate.

100 gr de harina de maíz ( yo la que más me gusta es la de Healthy Foods), no almidón ( no maicena)
50 gr de fécula de patata
1 cucharadita de levadura en polvo
1 huevo o 1 aguacate
1 limón
1 pizca de goma xantana diluida en una cucharada de aceite de oliva, opcional ( la masa gana en elasticidad)
2 cucharadas más de aceite de oliva, para esta receta suave (la receta original no lleva pero al hacer pruebas quedan más ricos)
10 gr de semillas de chia
½ cucharadita de sal marina

PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 200º, mientras en un bol grande  mezclamos las harinas, la levadura, y las semillas, y la rayadura del limón ( sólo la parte amarilla, recordar la blanca amarga).

Incorporamos el huevo batido, o el aguacate triturado, el aceite y el zumo del limón. Hubo un momento que pensé en sustituir el limón, creía que le iba a dar un toque muy fuerte, pero no en los palitos notas el aroma, el sabor en boca es suave.

Esta receta al ser cantidades pequeñas lo hago con las manos, la masa se desmenuza hace bolitas. Así que amasando a manual, con el calor de nuestras manos consigues integrar mejor todos los ingredientes (la primera vez lo hice con la masadora y tarde más y me costó más conseguir una masa homogénea).

Colocamos la masa sobre un papel de horno, yo utilizo uno de color marrón muy fuerte ( lo compró en Aldy) coloco otro papel encima. Así tenemos papel, masa, papel, este papel de horno al ser más fuerte que el blanco es fantástico para poder extender las masas haciendo presión con el rodillo sobre él.

Esta es una masa quebradiza, no podemos hacer grandes pasadas con el rodillo sino pasadas cortas rápidas y cambiando el sentido en el que estamos extendiendo.

Cuando la hemos extendido hasta tener un grosor de unos 3 mm. Con un cuchillo afilado y grande, yo utilizo el de las verduras, cortamos la masa en tiras de 1,5 cm de anchas. Puedes también cortarlo en cuadrados y tener unos craker…yo quería que fuesen en forma de palitos porque a mi peque le encantan.

Con ayuda del cuchillo las separas un poco, no van a subir mucho en la cocción, los palitos de aguacate algo más que los de huevo.

Horneamos 10 min, a 180º con calor abajo. Como en la galletas, y siguiendo el consejo de Marisa Famalap, dejamos en el horno apagado 15 min.

Al sacarlos estarán hechos pero no habrán oscurecido, teniendo un precioso color amarillo los de huevo y verde claro los de aguacate. Dejamos enfriar sobre reiilla antes de guardarlos en una lata, o contenedor.



Están deliciosos, reposados unas 2 o 3 horas más aún, sin llevar mantequilla tienen una textura hojaldrada muy agradable.




martes, 28 de marzo de 2017

GUACAMOLE para niños


A mi peque le gusta desde que tenía poco más de un año. No voy a negar que a veces lo compramos hecho pero como el casero…no hay comparación…sano, rico, rápido con un pan naam que lleva yogurt y un poco de jamón, o lacón una cena completa.

Versiones de guacamole hay miles, ésta es la nuestra la de casa.

INGREDIENTES:

3 aguacates que estén maduros
1 tomate
½ limón
1 cebolleta pequeña
1 cucharada de perejil fresco
Sal marina

PREPARACIÓN:

En el vaso de la batidora, o de la thermomix, trituramos la cebolleta, el tomate pelado, los aguacates y perejil,  cuando tenemos una pasta homogénea añadimos el zumo de limón y la sal. Probamos y rectificamos si es necesario.


Con pan naam, con tortitas de maíz, para una ensalada o pasta el complemento perfecto.

lunes, 20 de marzo de 2017

TORTITAS DE CASTAÑAS, sin gluten sin lactosa




Poco a poco probamos harinas nuevas, sabores diferentes…la de castañas ha sido un descubrimiento, como tener en la boca las propias castañas asadas…para mi ha sido como volver al tiempo en el que vivíamos a León…una maravilla

Esta es mi versión de la receta de tortitas de castañas del libro Todo sin Gluten, de Clea. Os recomiendo a todos este libro, por su creatividad por las mezclas fantásticas con harinas puras que tiene, nosotros vamos utilizándolas conforme podemos ampliar nuestra despensa.



INGREDIENTES:

125 gr de harina de castañas
2 huevos
300 ml. de leche semidesnatada, sin lactosa o leche de arroz, si prefieres otra leche vegetal puedes usarla,  mi me gusta la de arroz porque es muy suave y no tapa el sabor de las castañas.
1 pizca de sal
1 cucharada de aceite de girasol
1 cucharada de azúcar moreno, opcional puedes hacerlas para comer con dulce o salado
½ cucharadita de levadura de repostería, opcional también salen muy bien sin ella

PREPARACIÓN:

Tamizamos la harina, le añadimos la sal. En un bol grande, thermomix, vaso de la amasadora, o cubeta de la panificadora, vamos a batir un huevo con la harina luego incorporamos el segundo huevo, el aceite, la leche, poco a poco, cuando tenemos una masa homogénea dejamos que repose al menos 30 min. Si lo metemos en el frigorífico 2 horas, mejor cogen más sabor…pero en casa no da tiempo…media hora si llega me esperan para comerlas…jaja

Poner en una sartén, que hemos pincelado de aceite de girasol, unas dos cucharadas para cada tortita , tiene que estar bien caliente. Yo utilizo una sartén que tengo para tortillas de patata, y para estas tortitas…que no se pega nunca.

Esperar a que la superficie de la tortita pierda el brillo antes de darle la vuelta. Cogen un color tostado y desprenden un aroma increíble servir con fruta, sirope de arce, nata, chocolate o lo que más te guste.




Un desayuno o merienda lleno de nutrientes, que te da energía para toda la jornada…deliciosas



domingo, 12 de marzo de 2017

CAZUELA DE ESPINACAS Y FIDEOS, con o sin gluten, sin láctosa, sin huevo


Esta es una receta que ya hacíamos antes, ahora sin gluten. Sencilla, económica y nutritiva. Puedes hacerla añadiendo, lacón, gambas o champiñones en su versión vegetariana. Nosotros la comemos de las tres formas y siempre es un éxito.

Esta es mi versión de una receta que le vi hacer a Karlos Arguiñano en la televisión, ya hace años.



INGREDIENTES:
Para 4 comensales
200 gr de espinacas
200 gr de fideos finos sin gluten
1 cebolleta
500ml de caldo de pollo, pescado o verdura según añadas lacón, gambas o champiñones respectivamente
100 gr de lacón, gambas o champiñones
2 cucharaditas de piñones
Aceite virgen extra de oliva

PREPARACIÓN:

Cocemos al vapor, en la olla expres, o en una olla normal con poca agua las espinacas. Me gustan frescas pero si no tengo, con las congeladas queda también muy bien. Una vez cocidas retiramos los trozos de tallos, que son un poco más duros.

En una paellera, o sartén grande que podamos meter en el horno,  tostamos los fideos con el fuego bajo hasta que pongan de color dorado pero sin que se quemen. Haciendo este paso, quedan unos fideos más ricos aunque si llevamos prisa no es imprescindible. Con los fideos tostados los retiramos de la paellera y reservamos.

Ponemos 2 de cucharadas de aceite virgen extra y pochamos la cebolleta hasta que este doradita. Añadimos las espinacas y los piñones, (si vamos a hacer la versión vegetariana también añadimos los champiñones en este momento) salteamos. Vigilar los piñones, dorados dan un sabor maravilloso pero si se queman amargaran todo el guiso.

Incorporamos los fideos tostados, removemos un poco para que se impregnen del sabor de las verduras. Agregamos el lacón, o las gambas, y por último el caldo de pollo, de pescado o verduras, según estemos usando lacón, gambas o champiñones, respectivamente.

Con el fuego fuerte dejamos cocer unos 7-8 min para los fideos sin gluten, esto varía según el fabricante mira siempre las indicaciones de la etiqueta. A nosotros con la sal propia del caldo y el lacón o gambas nos es suficiente, pero probar en este momento y rectificar de sal y pimienta si os fuera necesario.


En ese tiempo precalentamos el horno a 180º, con calor arriba, tendremos en el horno 3-5 min, esto es sólo para que los fideos queden tostaditos y crujientes…es opcional en casa tenemos gustos divididos, a unos nos gusta el fideo más tostado y durito y a otros sin meter en el horno más blandito y caldoso…de ambas formas está este guiso sencillo y rápido, es riquísimo 


Una de las formas mas deliciosas de disfrutar de las espinacas

sábado, 11 de marzo de 2017

BOSTOCKS, TOSTADAS DE ALMENDRA con o sin gluten, sin lactosa, sin huevo





Yo siempre digo que la inspiración te pilla leyendo…al menos a mi …jaja …mientras estoy leyedo, sean libros,  blogs con o sin gluten, es cuando se me ocurre como adaptar recetas. Como partiendo de una receta maravillosa…hacer algo rico con lo que tengo en mi despensa y frigorífico, en ese momento.

También es verdad que intento tener en las cosas que me parecen básicas, que se pueden intercambiar zanahorias…o calabaza … lechuga o escarola…si no tengo garbanzos tengo judías blancas y otras que se puedan usar para distintas cosas. De esta última clase, mi fondo de despensa lo he ampliado con cremas de frutos secos y semillas, crema de cacahuete, crema de almendras y tahín, la crema de sésamo…no las comes todos los días, pero cunden mucho en el frigorífico, duran mucho tiempo y se pueden utilizar en dulces y recetas saladas.

Esta semana tenía con un pan que habíamos hecho a la carrera, una prueba de pan de molde en el horno (en la panificadora ya nos sale bien) que no había quedado muy bien…y hacia dos días había encontrado un blog maravilloso que se llama Bake Street de Eva Martínez, sus recetas de verduras, sus postres y sus panes son alucinantes y aunque sean con gluten te sirven de inspiración

Esta receta es mi versión de su receta de los Bostocks




INGREDIENTES:

Rebanadas de pan de molde, ese que como en mí caso, no salió muy bien o ese que compraste en el super porque tenías prisa y al segundo día está un poco seco

1 vaso de agua
2 cucharadas de miel

La piel de un limón y una naranja, es opcional

Crema de almendras, la mejor que puedas permitirte, una cucharada sopera por rebanada

Almendras fileteadas, una cucharada sopera por rebanada
Tu fruta favorita, a mí para contrastar con la almendra me gustan los frutos rojos, arándanos, frambuesas, fresas, grosellas…en casa había arándanos ( mi peque se los come como si fueran chuches..jaja) y frambuesas

2 cucharaditas de azúcar glas, es opcional

PREPARACIÓN:

Colocamos las rebanadas de pan de unos 2-3 cm de grosor, sobre una fuente de horno con papel sulfurizado.

En un cazo o en el microondas calentamos el vaso de agua, diluimos la miel y si nos gusta agregamos la piel ( sin blanco) de los cítricos. Con esta mezcla que se parece a un almíbar ligero pintamos las rebanadas de pan.
Después extiendes una cucharada sopera de crema de almendras sobre cada rebanada, cubrimos con almendras fileteadas.

Precalentamos el horno a 180º, horneamos 10-12 min con calor arriba y abajo vigilando que las almendras fileteadas se tuesten pero no se quemen porque si no amargan.

Dejamos enfriar un poco sobre rejilla, si tenemos, o en un plato, decoramos con fruta y un poco de azúcar glass…un postre de 10 rico y nutritivo.


Esta es una receta, facíl facíl …de mamá ocupada que queda tan rica, la puedes hacer en 5 min. para desayunar o poner estas tostadas a tus amigas con un té para merendar y quedas como una reina…jaja

BAGELS AL SÉSAMO


Estos eran unos panecillos que siempre me gustaron. Deliciosos para merienda o desayuno, llevaba tiempo queriendo hacerlos sin gluten. Al encontrar una receta que me parecía que podía funcionar me puse manos a la masa…los resultados han merecido la pena nada que envidiar a la versión glutanera…jaja


Esta es mi versión de una receta del libro Repostería Sin Gluten de la editorial NGV



INGREDIENTES:

Para unos 12 Bagels, yo hice 6 pequeños y uno de tamaño familiar.

450 gr de mix para Pan de Molde sin Gluten de Healthy Foods
50 gr de harina de trigo sarraceno
1 cucharadita de sal
7 gr de levadura seca de panadería sin gluten
375 ml de leche semidesnatada, leche sin lactosa o de tu leche vegetal favorita
1 huevo para la masa
1 clara de huevo para pintar
50 gr de mantequilla o margarina, yo prefiero margarina
1 taza de semillas de sésamo
½ cucharadita rasa de goma xantana diluida en un poco de aceite de girasol
¼ cucharadita rasa de psyllium

PREPARACIÓN:

Como siempre que hacemos pan, en un bol, vaso de thermomix, amasadora o cubeta de la panificadora, ponemos los líquidos primero. La leche templada, la levadura, el huevo, y la mantequilla a temperatura ambiente. Batimos bien, y vamos incorporando la harina poco a poco y el psyllium, hasta tener una masa homogénea. Por último añadimos la goma xantana diluida en un poco de aceite de girasol

Seguimos el procedimiento de siempre para que se fermente la masa y éste hidratada. En un bol grande, que hemos pintamos con aceite de girasol, ponemos a reposar nuestra masa, vaporizamos con agua.

Tapamos con papel film, vaporizando agua con nuestro pulverizador (ese que tenemos sólo para esto) la cara del papel que está en contacto con la masa.

1º LEVADO, 50MIN

Yo procuro que la cocina tenga la puerta y la ventana cerrada para que no haya corriente. Enciendo el horno lo pongo a 50 grados con la puerta abierta unos minutos para que esta habitación tenga una temperatura cálida, hay que mimar a nuestra masa…jaja

Pasado este tiempo amasamos 2 min, para desgasificar, quitarle un poco de aire, pierde un poco de volumen pero es lo normal. Después   pasamos la mitad de la  masa, que es bastante pegajosa a los moldes para donuts, la para hacer los bagels de tamaño individual y a un molde de bizcocho de corona para el bagels familiar.

Con esta masa no llenar el molde más de la mitad, si los llenamos más no cocerán bien los bagels y quedaran apelmazados, sólo hasta la mitad así tendremos unos bagels con la miga esponjosa y ligera…la primera vez que los hice llenaba los moldes ¾ y luego quedaban ricos de sabor pero muy apelmazados.Pintamos con clara de huevo y ponemos el sésamo por encima.

Volvemos a pulverizar agua por encima …calorcito e hidratación es lo que le gusta esta masa..jaja. Tapamos con papel film, al que también hemos vaporizado agua en la cara que pega con la masa.

2º LEVADO, 20 MIN

Precalentamos nuestro horno a 200 grados ponemos una bandeja profunda llena de agua en la parte inferior. Con esto tenemos mucho vapor al principio de la cocción…más hidratación.

Después del segundo levado metemos nuestros moldes en el horno a 200 grados con el calor abajo 15 min, mi truco es sacar los moldes en ese momento del horno y rápidamente y con cuidado de no quemarme se desmoldan y se vuelven a meter los bagels de nuevo en el horno y se hornean otros 15 min. más con calor arriba y abajo asi quedaran crujientes por todos lados.

Al hacerlos por primera vez, no los saque a mitad de cocción la parte que queda en el molde se hacía pero no salía doradita ni crujiente.

Bagels pequeños, a 200 grados 15 min calor abajo, desmoldar y volver a hornear 15 min calor arriba y abajo

Bagels familiar, a 200 grados 20 min calor abajo, desmoldar y volver a hornear de 20-25 min calor arriba y abajo, siempre tiempos estimados depende de nuestro horno.


Dejar enfriar sobre rejilla, si no vamos a consumir en el momento se pueden congelar. Aguantan tapados 2-3 dias muy bien.



Deliciosos para desayunos, tostados con mantequilla y mermelada o queso fresco y jamón cocido. El tamaño familiar es perfecto para rellenarlo con queso y jamón york, baicon, jamón serrano o cualquier otra cosa rica que te apetezca, lo vuelves a meter 3-5 min en el horno para que se caliente el relleno, con una ensalada …tienes una cena fantástica. 

viernes, 3 de marzo de 2017

PESTIÑOS, BORRACHUELOS sin gluten, sin lactosa, sin PLV y sin huevo


No me gustan los dulces fritos, pero cuando alguien comparte una receta familiar contigo, esta receta se puede adaptar a las intolerencias más frecuentes y encima queda rica, rica…es un placer.

Quiero dar las gracias a mi amiga Sacramento Díaz Tubilla, por compartir conmigo su receta de borrachuelos, por su generosidad, su cariño y por todo lo que aprendo con ella.

Esta era una receta de las de toda la vida con trigo y cantidades en medidas, que tras varias pruebas, hemos convertido en receta sin gluten.


INGREDIENTES:

Para unos 12 a 14 pestiños o borrachuelos

230 gr de harina panificable sin gluten de SANAVI (utilizamos esta harina porque combina maíz, fécula de patata y almidón de tapioca) – es empresa española que lleva 15 años en el mercado.


Si prefieres hacer tu propia mezcla puedes utilizar:
80 gr de harina de maíz (no Maicena, sino harina de maíz amarilla)
80 gr de fécula de patata, yo uso la de Santiveri
70 gr de almidón de tapioca, de venta en herbolarios y grandes superficies.Cualquiera de las dos opciones funciona muy bien.

115 gr de aceite de oliva, a mi para los postre me gusta suave
115 gr de vino blanco
Una cucharada de anís verde o matalauva. Tienes dos posibilidades para añadir el anís, a mí me gusta encontrarme los anises en la masa, hay quien prefiere sólo el sabor. Si lo que quieres es sólo el aroma a anís, cuece en muy poquita agua los anises para hacer una infusión concentrada y entonces lo que pones en la preparación son 75 gr de vino blanco y 40 gr de infusión.
Canela y azúcar para rebozar. Este postre puedes hacerlo también sin azúcar utilizando azúcar de abedul o xinitol.
1/2 cucharadita de bicarbonato o levadura de repostería sin gluten.
1/4 cucharita de goma xantana

PREPARACIÓN:

Batimos el aceite, con el vino blanco, añadimos el anís verde en grano o la infusión de anís.  Incorporamos la harina poco a poco y el bicarbonato o la levadura. Mezclamos hasta tener una masa homogénea. Al final la goma xantana diluida en un poco de aceite de oliva, formando un gel.  Es una masa bastante pegajosa, no pasa nada.

El truco está en la técnica para estirarla. Sobre nuestra mesa de trabajo cortamos un papel de horno del tamaño de una bandeja de horno. Sacamos la masa de nuestro bol, vaso de la thermomix, o cubeta de la panificadora – donde lo hubiéramos amasado- echamos esta masa que como os digo es pegajosa y cubrimos con otro papel también del tamaño de la bandeja de horno.

Con ayuda de un rodillo y un poco de paciencia estiramos hasta ocupar todo el espacio de los papeles, tendremos un grosor de unos 3mm. Una vez estirada, cortaremos en 3 tiras a lo largo sin guitar los papeles. Ponemos en una bandeja y lo metemos al frigorífico 30 o 40 min.

Tenemos 3 tiras que parecen sándwich, papel, masa, papel. Cuando se ha enfriado en el frigorífico, sacamos y cortamos en rectángulos más pequeños

Así tendremos entre 12 a 15 “sándwich” de papel masa papel. Ponemos una sartén con abundante aceite de girasol, el aceite tiene que estar caliente pero no demasiado porque si no la masa no fríe bien y se quema ( en mi vitrocerámica que tiene 9 de potencia y yo lo pongo al 7).

Cuando ya tenemos el aceite caliente, vamos retirando de cada paquetito o “sándwich” primero un papel, doblamos las puntas de nuestro rectángulo de masa hacía dentro para que queden bonitos y al echar en la sartén quitamos el otro papel como cuando quitamos el papel protector de una tirita. De esta forma la masa cae sobre la sartén sin tocarla y saldrán los pestiños con una forma muy bonita. Cuidado con quemarse. Doramos por cada lado y con una espumadera colocamos en un plato donde hemos puesto papel de cocina para absorber el exceso de aceite. Aún calientes rebozamos sobre azúcar y canela, o azúcar de abedul y canela (esta última opción es apta para diabéticos – eso si no olvidemos que es un dulce hecho con harina entonces de consumo ocasional y moderado si se tiene diabetes)


Ya están listos para servir, si queréis hacer más cantidad sólo hay que duplicar la cantidad, tapados con papel film una vez bien fríos están tiernos varios días.